Blog Morning Dew Sweepers

Blog dedicado al Basset Hound y a las actividades que realizamos en Morning Dew Sweepers

Hace unos días publicabamos las consideraciones que movieron a Sir Everett Millais para realizar un cruce entre una hembra de Bloodhound y un macho de Basset Hound con el fin de proporcionar vigor híbrido a la línea dominante de Basset Hound que había en Inglaterra por aquella época y que correspondía a la estirpe de Fino de París.

A raíz de dicha publicación Rudy Smits, del prestigioso criadero de Basset Hound holandés "Van Grunsven", se puso en contacto con nosotros para ponernos en la pista de una publicación que había realizado Everett Millais con información de dicho cruce y que además ¡¡¡Podía enviarnos un ejemplar original de 1895!!

Esto nos puso sobre la pista de esta publicación, que finalmente hemos conseguido localizar también en formato digital, junto con varias publicaciones científicas más sobre dicho hecho.

La foto que acompaña a esta entrada del blog corresponde con uno de los Basset-Bloodhound que nació de aquel cruce que se realizó mediante inseminación artificial. Como podemos ver se trata de un perro con bastantes rasgos de los Basset de la época, pero con la coloración del manto típica del Bloodhound.

Por otro lado, en la investigación realizada entre cientos de documentos de finales del siglo XIX hemos dado también con una publicación en la que se enumeran con bastante detalle todos las inseminaciones artificiales realizadas por Millais entre 1884-1896, varias de ellas realizadas entre Basset y Blodhound o entre Basset y los mestizos lde Basset-Bloodhound.

Millais pudo realizar 17 inseminaciones distintas sobre 19 perras (en una de las inseminaciones logró inseminar a tres hembras con un mismo eyaculado de un perro), obteniendo los siguientes resultados:

Experimento 1 (1884) Realizó una inseminación entre una hembra y un macho de Basset, que resultó exitosa pero los cachorros nacieron muertos.

Experimento 2 (1885) Inseminó a tres hembras Basset al mismo tiempo con esperma recolectado de una única eyaculación de un macho Basset, repartiendo por tanto este eyaculado entre las tres hembras. Las tres inseminaciones fueron exitosas y produjeron el nacimiento de tres camadas, de 1 cachorro, 5 cachorros y 7 cachorros respectivamente.

Experimento 3 (1887). Este experimento no tuvo éxito porque en el momento de realizar la inseminación la hembra no se mostraba receptiva con el macho. El proceso de inseminación se pudo realizar sin objeciones por parte de la perra, pero aún así finalmente no quedó gestante.

Experimento 4 (1891). Se inseminó a una hembra de Bloodhound con un macho Basset de nombre Floreal. La inseminación fue exitosa y permitió el nacimiento de un único cachorro cuyo aspecto anatómico era similar al del padre.

Experimento 5 (1891). No fue satisfactorio al producirse un aborto espontaneo durante la gestación.

Experimento 6 (1891). Tampoco tuvo éxito. En este caso la inseminación se realizó en una hembra que tenia dificultades para quedar gestante y finalmente con el uso de está técnica tampoco hubo éxito.

Experimento 7 (1891). Tampoco hubo éxito. El macho en esta ocasión era muy mayor y es posible que su esperma no tuviera la calidad suficiente.

Experimento 8 (1891). En esta ocasión no hubo éxito, probablemento porque la hembra no era une buena hembra de cría puesto que en toda su vida acabó teniendo tan solo un cachorro.

Experimento 9 (1892). Realizado entre la hembra Basset de nombre Antoinette, inseminada con esperma procedente del macho Basset Floreal. El resultado fue una camada de 7 cachorros, entre los que se encontraba un cachorro de nombre “Jeringa”, que en palabras de Millais era el mejor cachorro que había criado nunca.

Experimento 10 (1893). Realizado entre una hembra de Basset Hound y un macho de Basset Hound justo después de haber sido montada por un macho de Bloodhound de nombre “Dandy”. La hembra dio a luz 11 cachorros, de los cuales 8 eran tenían aspecto de Bloodhound y 3 de ellos tenían rasgos de Basset y Bloodhound.

Experimento 11 (1893). Realizado entre la hembra Basset de nombre “Bad” y el macho Basset de nombre “Floreal”. Como resultado nacieron 6 cachorros.

Experimento 12 (1893). Realizado entre una hembra de Bloodhound y un maho de Basset Hound de nombre “Nicholas”. La inseminación fue exitosa y permitió la concepción de 12 cachorros. Como la hembra murió durante el parto, fue necesario realizar una cesarea y tan solo sobrevivieron 7 de los cachorros.

Experimento 13 (1894). Realizado entre una hembra de Bloodhound y el macho de Basset Hound “Floreal”. De esta inseminación nació un cachorro, de nombre “Bella” cuyo aspecto anatómico recordaba a su padre Basset.

Experimento 14 (1894). Realizado entre une hembra de Basset Hound de nombre “Juno IV”, inseminada con el esperma de un Basset Hound campeón macho de nombre “Forester”. Esta inseminación permitió el nacimiento de 8 cachorros.

Experimento 15 (1894). Realizado entre una de las hembras mezcla de Bloodhound y Basset Hound del experimento 12 con el macho Basset Hound de nombre “Floreal”. Esta inseminación permitió el nacimiento de una camada de 9 cachorros.

Experimento 16. Realizado entre una hembra de nombre “Betsy” cuya madre había sido uno de los cachorros del experimento 12 realizado en 1893). “Betsy” fue inseminada con esperma procedente del Basset Hound campeón “Forrester” y se produjo el nacimiento de una camada de 9 cachorros.

Experimento 17 (1896). Realizado en una hembra de Basset Hound que también permitió el nacimiento de una camada. En este caso no se tienen datos del macho, pero es de suponer que se trataba de un macho de Basset Hound.

Desgraciadamente Sir Everett Millais falleció en 1897 con tan solo 41 años de edad, y no pudo continuar aplicando el basto conocimiento que había ido adquiriendo en crianza canina, y nos tenemos que contentar con las publicaciones que nos dejó como legado.

Conviene destacar que en el cruce de Basset Hound-Bloodhound de la inseminación número 12 que aparece citada en toda la bibliografía del Basset Hound, se dió la particularidad de que los cachorros no solo fueron concebidos meidante inseminación artificial, sino que además nacieron mediante cesárea, en una época en la que ninguna de las dos prácticas era habitual en perros. Por ese motivo el propio Millais indicaba que probablemente era la primera vez en la historia que se lograba el nacimiento de un mamífero de ese tamaño donde concurrieran las dos circunstancias (inseminación y cesarea).