En invierno hay ciertos riesgos que es necesario evitar o al menos prevenir

Basset Hound saltando en la nieve

El invierno puede ser una estación propicia para disfrutar de nuestro Basset Hound, porque desaparecen o se minimizan ciertos riesgos, puesto que la procesionaria está en sus nidos cuando baja mucho la temperatura y buena parte de los parásitos no muestran actividad cuando las temperaturas son muy bajas. También nos podemos olvidar de los flebótomos y mosquitos si vivimos en zonas suficientemente frias, así como de otros riesgos como serpientes, escorpiones u otros animales, que aprovechan el invierno para hibernar.

Sin embargo, el invierno no está exento de riesgos y por tanto debemos ser conscientes de ellos y poner las medidas que estén de nuestra mano para que nuestro Basset Hound pueda disfrutar del invierno sin accidentes. En este artículo intentaremos dar las principales claves para vivir un invierno sin sobresaltos.

Principales consejos a aplicar en invierno con nuestro Basset Hound

1. Mucho cuidado con los anticongelantes

Si vivimos en lugares donde las heladas son frecuentes tendremos que recurrir al uso de anticongelantes para evitar que se estropeen algunos equipos que podamos tener en casa (sanitarios, vehículos, etc.). Debemos tener mucho cuidado donde almacenamos el anticongelante que usamos, puesto que suelen contener etilenglicol que es un compuesto que resulta tóxico para perros y humanos. Desgraciadamente es un compuesto que tiene un olor y sabor muy agradable para los perros, por lo que nuestro Basset Hound no dudará en ingerir anticongelante si lograr acceder a él.

La ingestión de etilenglicol provoca efectos tóxicos casi inmediatos en nuestro Basset Hound que se manifiestan en forma de letargo, vómitos, malestar general, edema pulmonar, úlceras e incluso el coma. 

En caso de que sospechemos que nuestro Basset Hound ha ingerido anticongelante deberemos acudir de inmediato a nuestro veterinario, puesto que si se actua en las primeras horas de la intoxicación, el pronóstico y recuperación es bastante bueno.

2. Cuidado con los fundentes

Cuando hay previsión de heladas o nevadas, los servicios municipales recurren al uso de fundentes para evitar que se formen capas de hielo en aceras y calzadas. Uno de los fundentes más habituales es la sal común, que al ser pisada por nuestro Basset Hound puede causar escozor en las partes de su cuerpo que puedan entrar en contacto con sal (y en el caso del Basset Hound, además de las patas va a entrar en contacto todo su vientre).

Esta sal puede generar escozor en la piel en caso de que haya pequeñas heridas, y a consecuencia de dicho escozor nuestro Basset Hound puede lamerse esas pequeñas heridas y acabar causando dermatitis.

Por tanto, en caso de pasear con nuestro Basset Hound en épocas donde las temperaturas sean muy bajas es recomendable evitar paseos muy prolongados por aceras o calzadas, puesto que tendrán sal en su superficie y procurar sustituir esos paseos por paseos por el campo o zonas verdes. En caso de que hayamos dado un paseo por zonas con sal una buena medida puede ser dar a nuestro Basset Hound un buen baño con agua caliente aunque sea solo por las zonas más expuestas a la sal.

En otros lugares en lugar de sal se recurre al uso de otro tipo de fundentes, como puede ser etilenglicol. En ese caso, deberemos ser precabidos porque como hemos visto en el punto anterior, es una sustancia que resulta atractiva para los perros y nuestro Basste Hound podria ingerir etilenglicol por el lamido de las partes de su cuerpo que hayan entrado en contacto con esta sustancia.

3. Suministro de agua

Si nuestros Basset Hound viven en una zona especialmente fría y durante parte del día viven en el exterior, puede haber momentos en que la temperatura ambiente sea tan baja que se congele el agua que les ponemos a su disposición. Por ese motivo en las épocas más frías del año resulta conveniente incrementar la frecuencia con que se renueva el agua de nuestros Basset Hound, a fin de que puedan tener a su disposición agua fresca en estado líquido.

4. Alimentación

SI nuestro Basset Hound desarrolla buena parte de su actividad al aire libre durante el invierno es recomendable incrementar la ingesta de alimento, puesto que tendrá un mayor consumo de calorias. Existe una opción mejor que consiste en cambiar a algún pienso de alta energía, puesto que de esta forma proporcionaremos mucha energia metabolizable en un reducido volumen de alimento y reduciremos el riesgo de una torsión de estómago.

La cantidad de alimento a proporcionar a nuestro Basset Hound deberemos ajustarla en función de nuestra experiencia y de como sea nuestro perro.

5. Protección de las almohadillas

Bien sea porque en invierno es habitual el uso de sal como fundente, o bien porque hacemos paseos prolongados sobre la nieve, zonas heladas o por lugares con temperaturas muy bajas, es necesario proteger la zona del cuerpo que entra en contacto con superficies frias o con sal y las almohadillas es la parte de nuestro Basset Hound que está más expuesta a estas superficies.

Para minimizar los daños que se puedan ocasionar en las almohadillas puede ser buena idea recurrir a productos específicos de protección de almohadillas de perros o productos que fortalecen las almohadillas. Tampoco está de más administrar una capa de parafina sobre las almohadillas que logrará actuar como aislante y reducir el impacto del frio o la sal sobre esa parte del cuerpo de nuestro Basset Hound.

A la vuelta de un paseo en época de frio es conveniente revisar las almohadillas para comprobar si se ha producido algún tipo de agrietamiento o daño a causa del frio.

Otra opción puede ser el uso de botines para perros, aunque en ese caso deberemos habituar a nuestro perro a su uso y no ponérselos de repente, porque los perros necesitan cierto periodo de adaptación para el uso de este accesorio.

6. Evitar que coma nieve o hielo

Hay perros que se emocionan tanto con la nieve que ingieren una gran cantidad. A otros perros les gusta comer hielo. Sin embargo, la ingestión de nieve o hielo puede provocar en nuestro perros quemaduras en el epitelio de sus bocas, además de malestar general, vómitos e incluso diarreas. Por tanto deberemos estar vigilantes y en caso de que nuestro perro sea de los que disfrutan comiendo nieve o hielo estar vigilantes para que no ingiera una gran cantidad.

7. Precaución con los deslumbramientos en la nieve

Si decidimos disfrutar de un magnífico día de nieve con nuestro perro, deberemos tener cuidado en caso de que sea un día muy soleado, puesto que el reflejo del sol en la nieve puede causar deslumbramientos a nuestro perro e incluso daños en los ojos o quemaduras en las superficies de piel expuestas como la trufa en caso de que el sol sea muy intenso, puesto que la nieve refleja la casi totalidad de rayos de sol que inciden sobre ella.

Por tanto, en ese caso es recomendable o bien a realizar paseos de corta duración o bien elegir lugares arbolados que proporcionen sombra.

8. Secado después de los baños

Secar a un Basset Hound después del baño es algo importante en todas las épocas del año porque se reduce el riesgo de posibles dermatitis, pero en invierno es aún más importante, porque un mal secado después de un baño puede ocasionar enfriamientos y otro tipo de complicaciones.

También debemos procurar secar a nuestro Basset Hound a la vuelta de paseos si el suelo está mojado, hay nieve o hielo, porque los Basset Hound al ser tan bajos, suelen mojarse bastante la parte inferior de su cuerpo.

9. Lugar de descanso

Conviene elegir un lugar de descanso para nuestro Basset Hound que esté alejado de corrientes de aire y a ser posible que estén elevadas respecto al suelo con el fin de que esté alejado de la humedad o el frio que pueda haber en el suelo. Una buena elección son las camas anatómias que están elevadas alrededor de 10 cm. respecto al suelo y que dejan aire por debajo. En caso de que usemos alguna cama tipo colchoneta es conveniente secar bien a nuestro perro (ver punto anterior) con el fin de que la humedad no se quede en la colchoneta.

10. Precaución con artefactos pirotécnicos

El invierno coincide con algunas de las festividades más importantes del año, épocas en las que desgraciadamente es frecuente el uso de artefactos pirotécnicos. Por tanto es conveniente conocer bien a nuestro perro para saber como reacciona ante este tipo de artefactos. Si sabemos que reacciona con miedo, entonces deberemos evitar llevar a nuestro Basset Hound suelto en esas épocas del año, para minimizar el riesgo de que salga corriendo aterrorizado y pueda extraviarse o ser atropellado.

La mejor medida preventiva es trabajar con nuestro Basset Hound para que tolere bien los ruidos de los artefactos pirotécnicos. En general, por la experiencia que tengo con Basset Hound suelen ser bastante tolerantes a este tipo de ruidos intensos si se les entrena desde pequeños.

En caso de que nuestro Basset Hound tenga miedo al ruido de petardos y cohetes, entonces evitaremos que pasee suelto y si vivimos en una casa con jardín es recomendable tenerlo dentro de casa en los días de uso más intenso de este tipo de artefactos o bien revisar bien nuestro jardín para asegurarnos de que no existe ningún tipo de salida al exterior.

11. Cuidado con las compras de mascotas como regalo

Hemos querido dejar este consejo para el final, puesto que va orientado a futuros propietarios de Basset Hound, más que a personas que ya disfrutan de ellos. En el hemisferio norte el invierno coincide con diversas festividades en la que es frecuente el intercambio de obsequios y regalos. Desgraciadamente muchas veces estos regalos consisten en mascotas y los cachorros de Basset Hound no se salvan de esta costumbre.

Por tanto, en caso de que decidamos regalar algún cachorro de Basset Hound en esta época del año, nuestro mejor consejo es que se trate de una decisión muy meditada en el seno familiar. Toda la familia debe estar de acuerdo y se deben analizar bien los pros y los contras (en especial los inconvenientes) que supone tener a un nuevo miembro de la familia en casa. Es común ver fotos de personas y perros felices, pero tener una mascota en casa supone un importante coste económico y sobre todo ciertas obligaciones que acaban condicionando nuestro estilo de vida. Si no estamos en condiciones de afrontar el coste económico que supone el mantenimiento de una mascota o la alteración de nuestro estilo de vida que supone tener un Basset Hound en casa, entonces es mejor disfrutar de nuestro cariño hacia los perros asistiendo a reuniones de amantes del Basset Hound, participando como público a eventos o exposiciones, haciendo amistad con propietarios de esta raza o incluso colaborando como voluntario en protectoras.

En nuestra página web es posible encontrar varios artículos en los que tratamos los principales inconvenientes de tener un Basset Hound y los costes que supone el mantenimiento de una mascota en casa.